Resumen principales medidas procesales y organizativas en materia concursal

Real Decreto Ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia

Las novedades que trae el nuevo Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia (RD Ley 16/2020) en materia concursal son las siguientes:

Se regulan una serie de medidas concursales y societarias en el capítulo II, esto es, los artículos 8 a 18. En relación con los plazos que se deben tener en cuenta en materia concursal, estos son los siguientes:

  • Hasta el 31 de diciembre de 2020, el deudor en estado de insolvencia no tendrá el deber de solicitar la declaración de concurso.
  • Hasta el 31 de diciembre de 2020, los jueces no admitirán a trámite las solicitudes de concurso necesario.
  • Si antes del 31 de diciembre de 2020 se ha presentado solicitud de declaración de concurso voluntario, se tramitará con preferencia.
  • Si antes del 30 de septiembre de 2020 el deudor comunica la apertura de negociaciones con los acreedores para alcanzar un acuerdo de refinanciación, un acuerdo extrajudicial de pagos o adhesiones a una propuesta anticipada de convenio se estará al régimen general establecido por la ley.

Por otro lado, hasta transcurrido un año desde la declaración del estado de alarma (esto es, el 16 de marzo de 2021), se tramitarán con carácter preferente:

  • Los incidentes concursales en materia laboral.
  • Las actuaciones orientadas a la enajenación de unidades productivas o a la venta en globo de los elementos del activo.
  • Las propuestas de convenio o de modificación de los que estuvieran en periodo de cumplimiento, así como los incidentes de oposición a la aprobación judicial del convenio.
  • Los incidentes concursales en materia de reintegración de la masa activa.
  • La admisión a trámite de la solicitud de homologación de un acuerdo de refinanciación o de la modificación que estuviera vigente.
  • La adopción de medidas cautelares y, en general, cualesquiera otras que, a juicio del Juez del concurso, puedan contribuir al mantenimiento y conservación de los bienes y derechos.

Finalmente, a efectos de la causa de disolución por pérdidas del artículo 363.1 e) LSC, no se tendrán en cuenta las pérdidas del ejercicio 2020. Esto es, de apreciarse pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto por debajo de la mitad del capital social a causa del ejercicio del año 2020, esto no constituirá una causa de disolución. No ocurrirá esto, pues, con aquellas sociedades que estuvieran incursas en dicha causa de disolución con anterioridad al ejercicio del año 2020.

Leave a comment

12 − Once =